Un peligro latente

2017-08-05

El ingeniero Carlos José Erosa Burgos, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Yucatán, sugirió que dependencias y empresas que tienen registros en el Centro Histórico de la ciudad, como la Comisión Federal de Electricidad, Telmex y la Junta de ucatánapay —por citar ejemplos—, deberían entregar un inventario de la ubicación de cada una de esas tapas o infraestructura al Ayuntamiento de Mérida para llevar un mejor control y detectar cuáles están en mal estado, a fin de evitar accidentes viales. El presidente del cuerpo colegiado agregó que también es necesaria la participación ciudadana, ya que las personas, transeúntes, comerciantes o cualquiera que transite por el Centro Histórico deberían reportar los registros que detecten que estén en mal estado.

ADVERTISING
Como informamos, durante un recorrido que realizaron reporteros de Grupo Megamedia por algunas calles del Centro Histórico se observó que los peatones tienen que esquivar en las aceras tapas flojas, banquetas rotas y otros obstáculos; los conductores viven un problema similar en las calles del Centro. Un ejemplo de esos problemas que toman por sorpresa a los conductores es la calle 65 entre 58 y 60, donde hay registros que se instalaron en la administración estatal anterior, de la CFE y otras compañías, y que no sólo ocasionan daños a los vehículos al caer las llantas en los bordes de las tapas de acero, sino que propician accidentes cuando los conductores tratan de esquivarlos. En ese sitio hay un registro de considerable tamaño que está semihundido. Problemas similares se advierten en la calle 65 con 54, frente al mercado de San Benito, donde hay un letrero con la leyenda “Precaución CFE”, donde antes estaba la tapa de un registro. Otros casos están en las calles 60 entre 65 y 63; 59 entre 60 y 62, y 62 entre 59 y 61. De acuerdo con el ingeniero Erosa Burgos, el problema al parecer es la falta de coordinación entre autoridades, dependencias, instituciones o empresas responsables de ese tipo de infraestructura en las calles del Centro Histórico. “Lo que se necesita es que cada una de estas dependencias e instituciones le entregue al Ayuntamiento, que es el responsable final de la conservación en buen estado de las calles y aceras la ciudad, un inventario con la ubicación y todos los detalles técnicos de tapas, registros u otro tipo de equipamiento en las calles, para que cuando algún ciudadano reporte que alguno representa un riesgo para los peatones o guiadores de vehículos, las autoridades municipales puedan determinar qué hacer y a qué dependencia le corresponde solucionar el problema”, señaló el profesional. También consideró que el Ayuntamiento de Mérida debe tener el control de los inventarios de los registros de las calles, para que sea fácil realizar las acciones y notificar a quien corresponda para las reparaciones correspondientes. “Cada quien tiene sus propias especificaciones que marcan la normas nacionales y la responsiva de cada registro es la dependencia”, reiteró. Erosa Burgos explicó que los registros de las diversas dependencias que ofrecen servicios en el Centro Histórico se van deteriorando con el paso del tiempo, por las condiciones climáticas y el excesivo tránsito vehicular. “Los registros deterioran con el tiempo, todo lo que construimos tiene un período de vida, pero si se tiene un inventario y se lleva un control de la colocación y mantenimiento que se dé a cada equipamiento, se podrían evitar situaciones más críticas y prevenir los problemas. Cada dependencia debería llevar una mejor inspección de su infraestructura, y periódicamente verificar el estado en el que están los registros, si no se pandearon, doblaron o dañaron”, subrayó. El presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Yucatán insistió en que la sociedad juega también un papel importante en ese tipo de problemas que afectan a la ciudad. “Las personas deben reportar cualquier anomalía que puedan detectar, no dejar que se empeore el asunto, no todo en manos de las autoridades. Es muy difícil tener personal exclusivo para monitorear a diario las irregularidades que surjan en el Centro o en la ciudad. La mejor supervisión de los problemas que atañen a la ciudad es la de la ciudadanía, la que utiliza las aceras y calles de Mérida”, apuntó.— Abraham Bote Tun Centro Histórico Obstáculos peligrosos Más de la opinión del ingeniero Carlos José Erosa Burgos sobre los obstáculos en las calles. Inventario “Lo que se necesita es que cada una de las dependencias e instituciones le entregue al Ayuntamiento, que es el responsable final de la conservación en buen estado de las calles y aceras la ciudad, un inventario con la ubicación y todos los detalles técnicos de tapas, registros u otro tipo de equipamiento en las calles, para que cuando algún ciudadano reporte que alguno representa un riesgo para los peatones o guiadores de vehículos, las autoridades municipales puedan determinar qué hacer y a qué dependencia le corresponde solucionar el problema”, señaló el profesional. Control municipal También consideró que el Ayuntamiento de Mérida debe tener el control de los inventarios de los registros de las calles, a fin de que sea más fácil realizar las acciones y notificar a quien corresponda para las reparaciones.

IMG_163687911502208699.jpg

Patrocinadores